El autismo, también conocido como trastorno del espectro autista (TEA), es una condición neurológica y del desarrollo que afecta la comunicación, la interacción social y el comportamiento. Las personas con autismo pueden tener dificultades para comunicarse verbalmente y no verbalmente, mostrar patrones repetitivos de comportamiento o intereses restrictivos, y pueden experimentar sensibilidades sensoriales atípicas. El autismo es un trastorno complejo y variable, lo que significa que los síntomas y la severidad pueden variar ampliamente entre individuos.