El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que afecta la atención, el control de los impulsos y la actividad motora. Las personas con TDAH pueden tener dificultades para concentrarse, mantener la atención en tareas específicas, controlar sus impulsos y regular su actividad motora. Esto puede interferir en su funcionamiento diario en áreas como la escuela, el trabajo y las relaciones interpersonales. El TDAH puede manifestarse de diferentes maneras y su gravedad puede variar de persona a persona. El diagnóstico y tratamiento tempranos, que pueden incluir terapia conductual, educación y, en algunos casos, medicación, pueden ayudar a las personas con TDAH a manejar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.