La Terapia ABA (Análisis Conductual Aplicado) es una terapia basada en principios científicos de aprendizaje y comportamiento. Se utiliza principalmente para ayudar a individuos, especialmente niños con trastornos del espectro autista (TEA), a desarrollar habilidades sociales, comunicativas y de vida diaria, así como para reducir comportamientos problemáticos.

La Terapia ABA se centra en identificar y comprender cómo el entorno afecta el comportamiento de una persona y utiliza técnicas para promover cambios positivos en el comportamiento. Esto se logra mediante la aplicación de intervenciones sistemáticas, estructuradas y personalizadas, diseñadas para aumentar comportamientos deseables y reducir comportamientos no deseados.

Los principios de la Terapia ABA incluyen el uso de refuerzos positivos para aumentar la frecuencia de comportamientos deseables, el análisis funcional para comprender las causas de comportamientos problemáticos y el modelado de habilidades para enseñar nuevas conductas. La Terapia ABA se adapta a las necesidades individuales de cada persona y se implementa de manera intensiva y consistente bajo la supervisión de un terapeuta certificado en ABA.